Embriaguez de Noé

Diluvio universale

Sacrificio de Noé

Pecado original y Expulsión del Paraíso terrenal

Creación de Eva

Creación de Adán

Separación de la tierra de las aguas

Creación de los astros y las plantas

Creación de la luz

En la parte central de la bóveda se hallan representadas nueve historias del Génesis, divididas en grupos de tres, que se refieren al origen del universo, el hombre y el mal. En los primeros tres episodios (Separación de la luz de las tinieblas: Génesis 1,1-5; Creación de los astros y las plantas: Génesis 1,11-19; Separación de la tierra de las aguas: Génesis 1,9-10) dominados por la figura de Dios, Creador del universo, siguen los de la Creación de Adán (Génesis 1,26-27) y de Eva (Génesis 2,18-25), en los que se ven las figuras del hombre y la mujer en su desnudez, símbolo de inocencia (Génesis 2,25) que se perderá con el Pecado original (Génesis 3,1-13), representado en el recuadro siguiente junto con la Expulsión del Paraíso Terrenal (Génesis 3,22-24). Los últimos tres frescos (Sacrificio de Noé: Génesis 8,15-20, Diluvio Universal: Génesis 6,5-8,20, Embriaguez de Noé: Génesis 9,20-27) muestran la caída de la humanidad y su renacer con Noé, elegido por Dios como único hombre destinado a salvarse para repoblar la tierra, tras la decisión del Creador de destruir todo ser viviente a causa de la maldad humana.