Serapeo y Canopo de Villa Adriana

Visita Virtual de esta sala

Reconstrucción del Canopo de Villa Adriana (Tivoli)

Uno de los más sugestivos complejos arquitectónicos que forman parte de la gran villa erigida en Tivoli por el Emperador Adriano (117-138 d.C.), es el llamado Canopo, del nombre del brazo del Nilo que conduce de Alejandría a la ciudad homónima. Aquí el Emperador quiso construir, a modo de conclusión escenográfica del recorrido que bordeaba la larga cuenca conocida como Pecile, el Santuario de Serapis (Serapeo), una articulada estructura arquitectónica compuesta de una pila rectangular enmarcada dentro de una exedra, seguida por un galería con piscina estrecha y larga. Todo el complejo del Pecile y del Canopo era una trasposición arquitectónica de la realidad geográfica, respectivamente, del Mediterráneo (por ejemplo, en la orilla occidental del Pecile se encuentran réplicas de las Cariátides del Erecteón de Atenas) y del Valle del Río Nilo, simbolizado por la original composición de la exedra del Serapeo, que representa al Delta, y del Canopo mismo, dividido en dos partes, el Bajo y Alto Egipto. Numerosas estatuas, actualmente conservadas en el Vaticano, Londres, Dresde y Munich, formaban una serie de grupos:

El amanecer solar de Osiris/Apis que surge de una flor de loto entre dos sacerdotisas y un oferente (3.1, 3.2, 3.3, 3.4), grupo colocado encima de un puente a través del canal que representa al Nilo;
Cuatro divinidades asociadas en la mitología a Osiris/Apis: Nefertum y Ptah de Menfis (3.5, 3.7); Isis y Horus de Canopo y dos Osiris /Antínoo (3.6), todas ellas halladas en los nichos a los lados del puente;
Un busto colosal de Isis-Sothis-Deméter (3.9), situado en el gran nicho al fondo del pasillo donde surgía el canal del Canopo y bajo el cual manaba la cascada de las aguas del Nilo en crecida;
Cuatro Osiris/Antínoo de mármol blanco hallados en los grandes nichos en el sector del pasillo que tenía que representar el Alto Egipto (3.8, 3.11); de hecho, el color heráldico del Alto Egipto es el blanco;
Cuatro Osiris Antínoo de piedra rosa, colocadas en los nichos de la exedra que tenía que representar al Bajo Egipto (3.10), es decir, al Delta; en efecto, el color heráldico del Bajo Egipto es el rojo.