Antigüedades de Mesopotamia

Tablillas cuneiformes de Mesopotamia (III-I milenio a.C.)

Sellos cilíndricos de Mesopotamia

Antigüedades de Siria-Palestina

Objetos de una tumba del Bronce Antiguo I procedente de Bab edh-Drah'

Vasos destinados a formar parte de ajuares tumbales, Edad de Bronce Antiguo IV, procedentes de la Necrópolis de Jericó

Jarros de la Edad de Hierro II en cerámica roja

Seis puntas de flecha de bronce

Relieves de Palmira de la colección Federico Zeri

Relieves de Palmira

Visita Virtual de esta sala

La Sala VIII está dedicada a materiales arqueológicos procedentes de Mesopotamia y de la Siria-Palestina pre-clásica (III-I milenio a.C.), la región en la orilla oriental del Mediterráneo, cuna de las primeras sociedades urbanas semíticas y origen de las tres grandes religiones monoteístas modernas: Hebraísmo, Cristianismo e Islam. En particular, uno de los lotes más significativos está representado por las antigüedades de Tierra Santa, las cuales ilustran los resultados obtenidos por las importantes instituciones arqueológicas católicas.

Antigüedades de Mesopotamia
La Mesopotamia es el lugar de origen de la ciudad, la escritura, el concepto de estado. De este extraordinario proceso de formación de la primera sociedad quedan testimonios elocuentes: las tablillas escritas en caracteres cuneiformes y los sellos cilíndricos, que servían para confirmar los documentos producidos por las primeras administraciones públicas de la historia.

Antigüedades de Siria-Palestina
La orilla oriental del Mediterráneo, el llamado Levante, fue testigo en los tres milenios antes de Cristo del desarrollo histórico de las culturas siro-palestinas, a partir de la gradual afirmación de las primeras sociedades urbanas, tal como lo testimonian desde el punto de vista arqueológico, sitios como Ebla, Biblos, Arad, Megiddo, Jérico, hasta el gran florecimiento de las ciudades estado de los Amorreos en el II milenio a.C., cuya autonomía halla término en el siglo XVI a.C., debido a la llegada de la dominación militar egipcia en Palestina y, Siria, con el gobierno transitorio de Mitani (una fuerza política de la Mesopotamia septentrional), seguido por el dominio más férreo de los Hititas. La caída del sistema urbano de la edad de bronce, relacionada con las violentas intrusiones de los llamados "pueblos del mar", marca el paso hacia una nueva etapa de formación en la que se difunden el alfabeto y la metalurgia del hierro, se forman los primeros estados nacionales (Arameos, Filisteos, Amonitas, Moabitas, Edomitas, Israelitas) y nace un nuevo modelo de explotación agrícola y de organización urbana y política. Algunos de estos importantes momentos históricos han quedado como impresos en los descubrimientos expuestos en esta sección.