Acroterio con caballo alado, primeras décadas del s. V a.C., inv. 14130

Altorrelieves de frontones de Tívoli, finales del s. IV y III a.C.

Friso con decoración floreal y cabezas humanas, s. IV a.C., inv. 14129

Antefija de figuras femeninas, s. II a.C., inv. 14119

Busto femenino, s. III a.C., inv. 14107

Visita Virtual de estas salas

Estas salas, convencionalmente llamadas de las terracotas, están dedicadas a la coroplástica templar y votiva etrusca. El gran espacio de la sala VI se adapta perfectamente a recrear un ambiente sugestivo, en muchos aspectos, parecido a las antiguas zonas sagradas, en las que un muro perimetral encerraba el alto podio sobre el cual surgía el templo y frente a éste, una plaza llena de ofrendas votivas y altares. Se hallan expuestas numerosas terracotas arquitectónicas de procedencia diferente y para algunas de ellas se ha propuesto exponer una reconstrucción en soportes que aludiesen a la cobertura de madera del tejado que adornaban en la antigüedad.

En la tarima en el centro de la sala y en las vitrinas a lo largo de la pared izquierda se exponen las ofertas votivas de terracota procedentes en su mayoría, de uno o varios templos de la ciudad de Caere (Cerveteri), fechadas preferentemente a finales del s. IV - III a.C. En la exposición no sólo se ha querido recalcar la calidad artística de la ofrenda votiva, sino también la grandísima variedad y cantidad de regalos que se llevaban diariamente al templo. En efecto, los santuarios antiguos eran normalmente repletos de exvotos. Se daba todo, de preferencia miniaturas de imitaciones de culto, y más a menudo reproducciones de partes del cuerpo humano (cabezas, medias cabezas, extremidades, órganos), alimentos o animales sacrificados.