Ánfora ática de figuras rojas

Ánfora ática de figuras rojas

Vulci.
450 a.C., aprox.
Cerámica pintada.
Alto 59,9 cm
Inv. 16571

De esta ánfora, que representa a Aquiles y Briseida, toma el nombre la figura convencional del Pintor de Aquiles, considerado discípulo del Pintor de Berlín según similitudes estilísticas con éste que lo delatan, sobre todo en la etapa inicial de su producción. El ánfora vaticana pertenece en cambio al período maduro de este maestro, que abarca globalmente la segunda mitad del s. V a.C., caracterizado por figuras que expresan serenidad y magnificencia al mismo tiempo. Los vasos del Pintor de Aquiles se difundieron ampliamente en el mundo mediterráneo antiguo: desde Grecia hasta Asia menor y Sicilia, y obviamente hasta Etruria, lugar donde fue hallada también el ánfora del Vaticano.