Visita la Capilla Sixtina

Creación de los astros y las plantas

(Génesis 1,11-19)
Dijo Dios: "Produzca la tierra vegetación: hierbas que den semillas y árboles frutales que den fruto..." Y así fue (Génesis 1,11)... y vio Dios que estaba bien. Y atardeció y amaneció: día tercero. (Génesis 1,13)... Hizo Dios los dos luceros mayores; el lucero grande para el dominio del día, y el lucero pequeño para el dominio de la noche, y las estrellas. (Génesis 1,16)... y vio Dios que estaba bien. Y atardeció y amaneció: día cuarto (Génesis 1,19).

Miguel Ángel representa al mismo tiempo el tercer y cuarto día de la Creación. En efecto, a la izquierda, Dios, de espaldas, dirige el brazo hacia un matorral, que alude al mundo vegetal. A la derecha, vuelve a aparecer la poderosa figura del Señor que con un gesto enérgico de las manos indica y divide en el cielo, el sol y la luna.