Lapidario Hebreo

Lapidario Hebreo

Una de las colecciones vaticanas más relevantes de inscripciones antiguas es la del Lapidario hebreo, trasladado desde Letrán al Vaticano en 1963 junto con las colecciones paleocristianas. Comprende casi la totalidad de las inscripciones (cerca de doscientas) halladas durante las excavaciones en la Catacumba judía de Monteverde, en la vía Portuense. La catacumba, conocida al menos desde el siglo XVII, fue objeto de investigaciones sistemáticas sólo a comienzos del siglo XX (1904-1906), como consecuencia de su descubrimiento casual durante actividades de cantera; en 1914 los restos arqueológicos se dispusieron en una nueva sala del Palacio Apostólico de San Juan de Letrán. El hecho de vaciar un yacimiento arqueológico tan peculiar de sus inscripciones —algo que hoy consideraríamos sin duda deplorable— constituyó en cambio la salvación de este patrimonio epigráfico, ya que pocos años después, a causa del suelo desmoronadizo y las actividades de cantera, la catacumba se derrumbó irreparablemente, y se perdió toda huella casi por completo. Sólo en años recentísimos, descubrimientos fortuitos de pequeños ambientes subterráneos y de algunas sepulturas durante las obras en la zona de vía Vincenzo Monti ofrecieron la ocasión para reexaminar totalmente la documentación de archivo, y permitieron identificar con exactitud el yacimiento de la catacumba perdida. La colección, unida a pocos otros restos esporádicos (como los capiteles de la sinagoga de la antigua Portus), constituye el conjunto de inscripciones judías más valioso y homogéneo de la diáspora y una verdadera mina de noticias sobre la comunidad judía romana entre los siglos III y IV d.C., por ejemplo respecto a la lengua que se hablaba (predominantemente el griego), la vida social y religiosa, incluidas las ceremonias y los ritos culturales evocados por numerosos símbolos presentes en las lápidas (como la menorāh, o candelabro de siete brazos, y el lulāv, o rama de palmera), los nombres de las personas y las relaciones familiares.