Salas XVII y XVIII. Colección de los Vasos

Photogallery

Sala XVII
Sala XVII
Sala XVIII
Sala XVIII
Ir a las obras

La Colección de los Vasos nace como sector distinto en el Museo fundado por Gregorio XVI en 1837 como consecuencia directa de los métodos y las finalidades de la arqueología de la época, más interesada en el objeto en sí que en su contexto de proveniencia.
En este caso también tuvo un cierto peso la preexistente tradición museográfica en las colecciones vaticanas. En efecto, data de 1733 la disposición de los vasos en la Galería Clementina de la Biblioteca Vaticana, que acogió el fruto del coleccionismo de los siglos XVII y XVIII. La colección de los vasos de la Biblioteca Vaticana pasó al Museo Gregoriano Etrusco sólo en 1900: a los vasos italiotas, que constituían una parte considerable del conjunto, hoy está dedicada la sala XXII.
La Colección de los Vasos sigue un orden cronológico, articulado por producciones y pintores (Salas XVII-XXII), dentro del cual se inserta la Colección Astarita como núcleo distinto (Sala XX).
Se compone sobre todo de vasos griegos, seguidos de los italiotas (realizados en ciudades helenizadas de Italia meridional, de donde generalmente provienen) y —una minoría— etruscos.
En este museo las ciudades etruscas de Vulci y Cervéteri representan los principales yacimientos de proveniencia de los vasos griegos. En efecto, las excavaciones en las antiguas ciudades etruscas, que inicialmente se concentraron en las necrópolis, restituyeron una cantidad impresionante de vasos pintados, antiguamente exportados de Grecia hacia los florecientes mercados de Etruria.
Todos los vasos figurados antiguos, incluidos los griegos, durante largo tiempo se consideraron de producción etrusca por influjo de la “Etrusquería” de escuela toscana del s. XVIII. El reconocimiento correcto de los vasos de matriz cultural helénica respecto de los etruscos fue obra de Johann Joachim Winckelmann (1717-1768), seguido por Luigi Lanzi (1732-1810), que había publicado en 1806 en Florencia, su “De vasos antiguos pintados vulgarmente llamados etruscos”.
Esta sección reúne célebres obras maestras firmadas o atribuidas a los grandes nombres de la pintura de la alfarería griega.