Mater Amazonia
Mater Amazonia

Mater Amazonia

The deep breath of the world

28 de octubre de 2019 -11 de enero de 2020
Museo Etnológico Vaticano Anima Mundi, Museos Vaticanos

El lunes 28 de octubre abre sus puertas al gran público de los Museos Vaticanos la muestra dedicada al corazón verde de la Tierra: Mater Amazonia. The deep breath of the world.
La exposición es la primera que se monta en los espacios reformados del Museo Etnológico Vaticano Anima Mundi que la semana pasada tuvo el honor de ser inaugurado, con su nueva imagen, por el propio Papa Francisco. «Me gusta pensar —declaró el Santo Padre en esa ocasión— que lo que hoy inauguramos no es simplemente un Museo, en su concepción tradicional. Efectivamente, me ha parecido apropiado el nombre elegido para esta colección tan evocadora: Anima Mundi. El alma del mundo. Pienso que los Museos Vaticanos están llamados a convertirse cada vez más en una “casa” viva, habitada y abierta a todos, con las puertas abiertas de par en par a los pueblos de todo el mundo.»

No es casualidad, por tanto, que Mater Amazonia abra sus puertas precisamente durante las labores del Sínodo dedicado a esta compleja región, al igual que no es casual que la muestra se presente en un museo cuya misión ha sido desde siempre dar cabida a los testimonios artísticos y culturales de los pueblos no europeos.

Los visitantes podrán hacer un recorrido que permite conocer verdaderamente la Amazonía. Una experiencia multimedia, emocional, de inmersión en tres «ambientes» de la vida diaria: la selva, el río y la maloca (es decir la casa comunitaria). Se exponen más de cien objetos —que se alternan con videos y fotografías— para relatar tanto la relación entre el hombre y el medio ambiente, como el encuentro de la fe cristiana con las poblaciones indígenas, y cómo estas últimas asimilaron el Evangelio en numerosos aspectos de la vida cotidiana. Una exposición que desea, pues, dar lugar a una reflexión profunda acerca de algunos grandes temas a los cuales el Pontífice y las poblaciones nativas de aquellas tierras dan mucha importancia: la preocupación por la naturaleza, la justicia para con los pobres y el compromiso en la sociedad. Un modo eficaz y original para contribuir, en consonancia con las intenciones de la asamblea sinodal especial convocada por el Papa, a sensibilizar las conciencias de todos los hombres de buena voluntad ante los graves problemas que están atenazando esta parte del mundo en particular, entre otras.